CALEFACCIÓN

 


La calefacción eléctrica tiene como ventajas que no hay que instalar tuberias de agua ni calderas (si la casa ya está hecha es una gran obra el empotrarlas, y montarlas por fuera no queda muy estético), otro problema es que la caldera funciona con gas, debemos tener la acometida de gas cerca, o con deposito de gasoil o gas, tenemos que disponer de un espacio grande para colocar estos depósitos, que cada cierto tiempo vendrá un caminón a llenarlo.


La calefacción eléctrica no necesita obra: es colgarla de la pared y enchufarla, pero hay que evaluar si la instalación eléctrica está preparada para soportar el aumento de consumo que va a pedir la calefacción, es fácil que te pidan montar una calefacción en una vivienda donde los cables son de hace 50 años y claro hay que valorarlo.


La cantidad de radiadores necesarios depende sobre todo de los metros cuadrados y la altura de cada habitacion, pero cada caso tiene sus peculiaridades, como por ejemplo la orientacion, tipo de ventanas...


Encendido a distancia, hoy en dia hay varias maneras de encender la calefaccion, por ejemplo via mensaje de movil, de forma que al salir de la primera residencia la enciendes y cuando llegas a tu destino la casa tiene una temperatura agradabe. Evitando que cuando llegues te quedas helado. En el apartado de domótica verás una explicación.


Hay que tener en cuenta que influye mucho que las ventanas esten en buen estado, y que la gente que vive en la casa se conciencie a cerrar puertas y ventanas exteriores


Las dos marcas que trabajamos son primeras marcas, ROINTE y CLIMASTAR.


ROINTE son los radiadores clásicos, el sistema que utiliza para calentar una vivienda se basa en un gel, es decir han desarrollado una sustancia (parece pasta de dientes)  que tiene las propiedades idóneas para estos menesteres, se calienta muy rápido y tarda en enfriarse mucho tiempo. El termostato interno que tiene regula la temperatura de medio en medio grado, de forma que cuando cae medio grado la temperatura solo recupera medio grado.


Una vez hemos elegido el radiador necesario según las indicaciones de cada fabricante debemos de asegurarnos que las medidas del aparato nos acoplan, si no es así valorar que donde se pondría un aparato de 13 elementos se coloquen dos de 7elementos.


CLIMASTAR, los radiadores de calor azul, consumen poco pero tardan en calentar unas horas, la gente de CLIMASTAR ha desarrollado otro tipo de calefacción, en vez de calentar un gel, lo que se calientan son unas piedras que han diseñado con las cualidades requeridas, se calientan lo más rápido posible, tardan en enfriarse mucho y se regula la temperatura con un termostato muy sensible que cada cuarto de grado pone el radiador en marcha. Estéticamente están muy trabajados. Y consiguen calentar más rápido.


En cualquier sistema de calefacción es clave el termostato, si decimos que un radiador consume 2000watios, quiere decir que cuando no tiene la temperatura que le hemos pedido gasta esos 2000watios hasta que consigue la temperatura que le pedimos.


Imaginemos un radiador trabajando ya a la temperatura que le hemos pedido, llega alguien que abre la puerta de la habitación, y pasa un rato hasta que la cerramos, la estancia se enfría.


Cuanto antes reaccione el termostato, menos le costará volver a la temperatura que le hemos asignado.


Que diferencia a estos radiadores de los del Carrefour, aparte del precio. Que estas dos marcas que nosotros trabajamos ( hay más en el mercado) son verdaderamente de bajo consumo. Las de los grandes almacenes se parecen por fuera pero por dentro son simples resistencias eléctricas.


La diferencia de precio cuando viene una factura con una de las marcas que proponemos y otro sistema es muy grande.